Cómo usar los tabiques para separar espacios

Se tiende a eliminarlos para conseguir distribuciones menos compartimentadas, pero como no se puede prescindir totalmente de ellos, es bueno darles utilidad y hacerlos más decorativos. La clave para diseñar tabiques está en encontrar el material indicado para construirlos y en adaptarlos a las necesidades propias del lugar donde se ubiquen. Descubre diferentes opciones.

.

.

Tres tipos de tabiques:

1. Transparentes
Mediante un paño fijo de vidrio o puertas correderas del mismo material se consigue que la casa tenga un concepto abierto y a la vez se independizan espacios. Aquí, se ha conseguido que este dormitorio mantenga cierta privacidad sin cortar la continuidad visual y aprovechando al máximo la luz natural que le llega de otras zonas de la casa.

.

.

2. Los que no llegan hasta el techo o parciales
Perfectos cuando quieres que luzca el techo –porque hay un cielorraso de madera o tienes un forjado de bovedillas–, y para no cortar el paso de la luz. Con este tipo de tabique no se renuncia a la división opaca ni a la independencia acústica –necesarias para privatizar determinadas áreas de la casa. En la imagen, el tabique, de hormigón, tiene una celosía del mismo material que lo hace menos pesado y más decorativo, permitiendo llevar luz a la entrada.

.

.

En este ejemplo, el tabique tiene una estructura metálica que sirve de soporte para las piezas de cerámica. Estas van colocadas aleatoriamente, dejando espacios huecos por los que percibir, sutilmente, lo que pasa más allá del recibidor.

.

 
.
.

3. Translúcidos
Lo puedes conseguir con vidrio mateado o coloreado, con celosías, listonados, tramas vegetales y papel, entre otros. En espacios pequeños, como en la foto de arriba, conviene sustituir un tabique ciego por una celosía o un enlistonado: dará el corte visual que necesitas sin obstruir por completo las visuales. Otra fórmula es emplear vidrio decorativo (como en esta imagen).

.
 
.

El tabique se puede construir con una subestructura de madera revestida de tableros de DM enchapados o para pintar. En este caso, oculta el desarrollo de la escalera –en algunas zonas, los peldaños se dejan abiertos. Para aligerar el tabique, se han diseñado unas hornacinas en las que colocar diferentes objetos decorativos.

Texto: Liliana Milán

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. .