Reforma de un pequeño apartamento en Berlín donde el confort es la clave

Los arquitectos de Rare Office han renovado por completo este antiguo apartamento en un edificio en el barrio de Berlín-Friedrichshain. La premisa: convertirlo en un espacio acogedor y luminoso, pero respetando los elementos originales característicos que, por otro lado, no podían tocarse. El resultado: 40 metros cuadrados muy versátiles con espacio de almacenaje integrado y algunos detalles singulares.

.

De un vistazo
Aquí vive: un chico soltero
Situación: un apartamento de dos habitaciones en Berlín-Friedrichshain
Superficie: 40 metros cuadrados
Proyecto:
Fotografía ‘Después’: Salvatore Di Gregorio

Tras la reforma, la luz natural invade la gran zona de día, formada por el estar, el comedor y la cocina. Las paredes blancas agrandan el espacio y maximizan la luz, mientras los detalles en amarillo ponen un toque fresco al conjunto. Pero antes de que el apartamento se convirtiera en lo que ahora reflejan las imágenes, fueron necesarias bastantes conversaciones con los dueños

Mesa, sillas, sofá, lámpara de mesa y de techo y sofá; todos de Ikea

ANTES: Con el fin de maximizar el espacio disponible y conseguir que fuera lo más eficiente posible, los arquitectos han reorganizado completamente la distribución. Lo primero fue ‘limpiar’ un interior del que, en todo caso, se siguen reconociendo elementos originales que, por otro lado, debían permanecer inalterados.

El rediseño convierte el apartamento en un espacio práctico, de uso individual, con un dormitorio, un baño independiente y la generosa zona de día ya mencionada.

Por – Más fotos en Houzz
.

Antes de la reforma, la distribución de este apartamento era la típica de los edificios antiguos de Berlín. Así, en primer lugar estaba la cocina con una pequeña zona de almacenaje; a continuación, un estrecho baño sin ventanas; y, al fondo, un amplio espacio con acceso al balcón al fondo.

El propietario deseaba una nueva distribución para el apartamento. Quería un espacio práctico porque su intención última era alquilarlo, como así ha sido.

Los acentos en amarillo limón proporcionan un ambiente fresco pero a la vez muy acogedor. Rare Office se ha encargado de diseñar la mayoría de los muebles.

.

Para la bici de carreras también se ha encontrado un espacio decorativo y práctico al tiempo. Además, y por pura casualidad, el color encaja perfectamente con el elegido por los arquitectos. De hecho, el nuevo inquilino ocupó el apartamento, con su bici, cuando ya estaba completamente amueblado.

– Más fotos en Houzz
.

La pared de la cocina no solo separa la zona de estar del cuarto de baño y el dormitorio, sino que también sirve de armario. Los huecos son profundos. Así, por el lado de la cocina sirven para colocar vajilla y pequeños objetos, mientras en el lado del dormitorio hacen las veces de estanterías.

Para conseguir un efecto visual de profundidad y de mayor espacio, un fondo de espejo divide los huecos del armario en dos.

La puerta de dormitorio es corredera para ahorrar espacio. Los arquitectos recuperaron una puerta original de la antigua vivienda.

.

Pese a que el nuevo dormitorio no es muy grande, el espacio es suficiente para que haya sitio para una cama doble y espacio de almacenaje.

.

Con el fin de contar con el mayor espacio posible para guardar cosas debajo de la cama, toda la habitación se ha elevado unos centímetros.

La cama está hecha a medida con tableros de madera contrachapada y ocupa alrededor de dos tercios de la habitación. Los arquitectos han respetado una parte de la pared original que hace las veces de cabecero.

ANTES: Las paredes de la cocina original estaban pintadas de naranja brillante más o menos hasta la mitad de su altura. Esto les dio a los arquitectos la inspiración de elegir el blanco como color base y optar por acentos en amarillo y naranja: una decisión que, dicho sea de paso, le encantó al dueño.
Gracias a este ventana, el baño recibe luz natural de la calle.
– Más fotos en Houzz.
.

El nuevo cuarto de baño cuenta con ducha, un generoso lavabo y un armario empotrado. Los arquitectos han aportado un toque fresco y cálido al tiempo gracias a la elección de azulejos en color azul y arena de formato grande.

Azulejos: Concreta Strutturato Blu, Sistema T Bianco SP, ambos de Marazzi; Grifería: Standard Melange, de Ideal

– Más fotos en Houzz. 
.
A Rare Office le gusta reutilizar materiales de construcción antiguos en sus proyectos. Creen que en un nuevo contexto ayudan a poner interesantes acentos decorativos. Así, el mueble del lavabo está hecho con tablas de madera viejas y las puertas originales del antiguo edificio también se recuperaron como puertas correderas. El elegante toque vintage viene de un lijados y posterior sellado con un barniz transparente.

1 Comment

Deja un comentario