Empieza el curso ¿tu casa te ayuda?

 
¿Ayudarme, mi casa?, te preguntarás ¿cómo me va a ayudar mi casa?
Pues sí, tu casa te puede ayudar. Es cuestión de motivarse y esforzarse un poco más de lo normal al principio pero esos esfuerzos se verán recompensados muy rápidamente.
 
Aquí te damos 4 pasos para que lo consigas.

 

 
 
 





1. Menos es más
 
Habrás leído, escuchado y a lo mejor pronunciado estas tres palabras.
Pero ¿qué significan?
Significan que cuanto más añadimos elementos a nuestra casa, a nuestra decoración, más se nos complica la vida. Lo primero que te aconsejo es limpiar tu casa de las cosas superfluas que no te son útiles, que no funcionan o que no te gustan: dona, tira, vende.
Esta fase te aportará paz interior ya que no cargarás con todos esos objetos sin sentido que son a veces pesos del pasado.
Además, verás como ganas tiempo: ordenando, limpiando y buscando una cosa en concreto.

Lo más importante es tu comodidad.
Un salón sencillo pero funcional: mucho estilo y puedes ver los muebles para almacenaje. El minimalismo hace que resalten los pocos elementos decorativos.
Fuente:

 

 
 
Una cocina sencilla pero muy funcional. Los numerosos armarios dan sensación de orden. De nuevo, la sencillez hace que resalten esos toques de color, esos objetos de interés.
Fuente: , foto: Lina Östling
2. Organizar armarios
 
Siguiendo la misma filosofía, te invitamos a dar un buen repaso a tus armarios. Teniéndolos bien organizados, ganarás mucho tiempo. Encontrarás tu camisa favorita sin perder ni dos segundos y además será un pequeño placer ver la simetría de tus armarios cada vez que los abras.
 
¿Necesitas ideas?
Echa un vistazo a especial organización. Verás muchas formas de organizar cajones, armarios roperos, despensas, talleres, …
 
Repito, lo que es importante, es tu comodidad.
 
Además piensa en todas las veces que has tenido que buscar algo para tu hijo, marido…
A partir de ahora, cualquier miembro de la familia podrá encontrar por sí mismo lo que esté buscando.

Eso es simplificarse la vida.

 

 




Fuente:

 
 
3. Clasifica
 
Si tienes claro en cada momento dónde está qué, te podrás concentrar y pensar en otras cosas. Parece una tontería pero perdemos mucha energía intentando recordar dónde hemos puesto la agenda, los papeles del seguro, las tijeras de costura…

Si cada objeto está en su sitio podrás dedicarte a algo mejor que buscar y buscar y no encontrar.

 

Fuente:

 

Fuente: 
 
 
4. Cotidiano bonito
 
Y ahora que lo tienes todo (o casi todo, que tampoco vamos a estresarnos porque esas cosas llevan su tiempo) ordenado, clasificado y organizado, ya puedes darte el gusto y sacar todas las cosas más bonitas de tu casa y usarlas a diario.
No guardes tus tesoros, al contrario, úsalos y disfrútalos cada día; repito: cada día.

Cuídate y utiliza tus objetos favoritos a diario.
Fuente:
 
 
¿Y tú eres [email protected] o al contrario caó[email protected]?
¿Compartes en los comentarios y redes sociales tus super trucos de organización?
 
Saludos y…
¡A decorar para una vida mejor!

 

 
Encuéntranos en las redes sociales:
 
· · · · ·  ·
 

10 Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. .