Una floristería con mucho encanto

Cada vez que paso por delante de un floristería no puedo resistirme a echar un largo vistazo a su interior. Me parece tan bonito estar todo el día trabajando rodeado de flores, que no puedo evitar que me de mucha envidia esta actividad.
Hoy vamos a ver como por el simple hecho de tener el local lleno de flores, ya está decorado y bien bonito. Las floristerías siempre están llenas de color y qué decir de sus olores, rebosan frescura y siempre se puede percibir un ambiente limpio.

Las dueñas de esta bonita floristería de Singapur, madre e hija, comenzaron su andadura en un sótano de un centro comercial. Un local sin luz y nada parecido a lo que vemos hoy. En cuanto tuvieron oportunidad trasladaron su trabajo a un lugar mucho más amplio y luminoso. 
Lo más curioso de él es que no se puede decir que tenga una gran decoración, para nada, pero llama la atención porque con algo tan simple como unas cajas de madera y flores, eso sí, muchas flores colocadas con mucho mimo, han conseguido un local comercial de lo más llamativo. 
Seguro que si nos lo encontramos en nuestra ciudad no nos dejaría indiferentes.
Pues aquí teneís un ejemplo más de como hacer vistoso vuestro negocio y sin mucha inversión, simplemente con imaginación y cariño.
Seguro que sus clientes están encantados y a ellas se las ve la mar de felices. 
Su negocio y su vida han cambiado y como siempre digo; un local comercial vistoso, agradable y en muchas ocasiones sencillo es nuestra mejor tarjeta de presentación. 
Si en tu trabajo eres feliz, se lo transmites a tus clientes y les encantará volver.

 
Espero que os haya gustado esta sencilla decoración y que os sirva si estáis pensado es independizaros laboralmente.
¡¡ Hasta pronto !!
Encuéntranos en las redes sociales:
· · · · ·  ·

5 Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. .