7 trucos para una casa alegre

Hoy estamos ya de pre-fiesta, porque esta tierna semana empieza
a llenarse de romanticismo mañana 12 con la fiesta virtual
que hacemos mensualmente las chicas de ,
y continua el 13 y el 14 con nuestra #fiestadecoratualma.
Por eso he decidido hoy hablaros de trucos de decoración
para llenar nuestra casa de alegría y buenas vibraciones.


Los colores y materiales de nuestras casas
influyen en nuestro estado de ánimo, 
así que antes de pensar qué bonita
y combinada quedará nuestra casa toda en la misma gama
de colores pastel, echad un vistazo a esta preciosa casa
que utiliza materiales naturales, blanco en las paredes,
y toques de color y textura en cada estancia.
En la fotografía superior la alfombra de colores y las láminas
de la pared llenan de optimismo el gran salón.
Está claro que no todos tenemos ese hermoso espacio abierto,
esas grandes cristaleras que llenan de luz el salón,
o esas preciosas vigas en el techo.
Pero quisiera haceros ver un poco mas allá, y que imaginéis
simplemente un salón con las paredes en blanco puro,
un suelo en madera clara u hormigón,
y un sofá y mobiliario en tonos claros.
Pues bien, 
a partir de ahí podéis añadir cualquier elemento de color.
Si no os atrevéis con una alfombra colorida probad con unos cojines,
unas láminas o dibujos, pequeños maceteros, plantas
o cerámica en color.
Truco 1: añade a tu casa color.
Otro elemento que no puede faltar en nuestra casa
de una u otra manera es la madera.
Este material nos da siempre calidez y nos hace mantener el o
con la naturaleza dentro de nuestra casa.
La madera sobre blanco queda perfecta,
pero también ayuda a dar calidez a colores fríos como grises o azules.
Si tienes la cocina en blanco puedes aportar esta textura
dejando a la vista tablas de cortar de madera o unos cuencos,
y también conseguirás el mismo efecto añadiendo
alguna alfombra de fibras naturales, 
unas baldas, o unas láminas con marcos de madera.
Truco 2: Utiliza la madera en la casa.

Las plantas son otro elemento imprescindible para
hacer entrar en casa la alegría de la naturaleza.

No hace falta tener grandes plantas,
aunque quedan preciosas en cualquier rincón,
pero tener un poco de su verdor en distintos rincones sería
lo ideal para todas las estancias.
Truco 3: Pon plantas en las habitaciones

Otra cosa que me encanta y hace las casas
“especiales y nuestras” es el tener a la vista objetos
hechos por nosotros o nuestros seres queridos:
unos dibujos de nuestros hijos, unos garabatos enmarcados
de una libreta antigua, unas fotos, unas dedicatorias,
una lámina regalo de una amiga,
unos cuencos de cerámica hechos por ti mismo en un curso o taller.. 
Truco 3: Pon los objetos personales a la vista.
Otro gran núcleo de la casa que no debemos olvidar es la cocina.
Debemos hacer que la cocina sea un lugar agradable,
alegre, acogedor, y que invite a estar y COCINAR!
Me sorprende la cantidad de gente que dice que no cocina…
Cocinar en casa es fundamental para sentirnos bien.
Una cocina desangelada y “requete-ordenada”
no invita a sentarse a comer, charlar con la familia, compartir,
alimentarse adecuadamente…
Una cocina ha de estar limpia siempre,
pero es importante tener a la vista elementos naturales 
como frutas, hierbas, tablas de madera donde servir aperitivos,
paños de cocina alegres, unos vasos o jarras de colores…
Truco 4: La cocina ha de ser acogedora
El dormitorio es otra de las estancias importantísimas
y donde es fácil caer en la tentación de tener un santuario
en colores pastel “porque invitan al descanso”.
Los colores pastel, en efecto, son relajantes.
Pero no hacen por sí solos atractiva ni acogedora una habitación.
Si incorporáis algún elemento de madera natural antigua,
una alfombra o edredón con toques de color,
alguna planta, algún elemento de la naturaleza
 como un puf de fibras naturales,
unas lámparas informales…
conseguiréis que vuestro dormitorio resulte mas alegre,
sin dejar de ser acogedor y relajante.
Truco 5: poner elementos naturales y notas de color en el dormitorio
Uno de los errores mas frecuentes que todos cometemos
en nuestras casas es comprar un mueble
y “dejarlo solo” pensando que ya tenemos ese rincón de la casa
solucionado. ¡Gran error!
Hay que vestir ¡cada rincón!, y ¡cada mueble! de nuestra casa.
En la foto que vemos aquí un sencillo mueble blanco
que ha permitido darle alma a este pequeño rincón.
Pero pensad que un mueble solo, 
o con un florero y un marco de fotos
no dice nada.
Viste el mueble con láminas, plantas, pequeños objetos personales,
si es posible con una nota colorida distinta al color del mueble.
Y después “dale altura”.
Coloca encima algo que haga que ese mueble se eleve
y resalte, decorando tanto el mueble mismo como la pared 
con distintos elementos:
espejos, fotografías, láminas, estantes volados,
platos, lámparas altas…..
Truco 6: viste cada mueble, decora cada rincón.
En las habitaciones infantiles es fácil caer en la tentación
de comprar un conjunto de cuna/cama, mesita, cómoda, escritorio…
Colocar algún vinilo, comprar una ropita mona para la cama
y ¡listo!
Los niños merecen un poco mas de creatividad,
y además puede ser muy divertido y gratificante para nosotros 
decorar la habitación de los niños,
porque permite dejar volar nuestra imaginación.
¡Los dormitorios infantiles son mi estancia favorita de la casa!
Además de poder dar rienda suelta a nuestra imaginación,
sabemos que irán cambiando y evolucionando con los pequeños,
y no debemos tener miedo a arriesgar y
mostrar nuestra personalidad en ellos. 
Cuando son bebés todas las madres cometemos el error
de buscar tonos blancos y pasteles que dicen que relajan a los pequeños.
¡Todas hacemos lo mismo!
Aunque está demostrado científicamente que lo que estimula
la atención y la mente de los mas pequeños son los
colores con mucho contraste, como el blanco y negro,
y otros colores vivos.
El equilibrio entre hacer una habitación relajada y a la vez estimulante
se puede conseguir dejando las paredes y muebles en tonos
blancos o pastel, y después jugar con los cojines, juguetes,
ropa de cama, móviles divertidos…
Y en mi opinión, colocar algo antiguo, familiar,
fotografías de los padres sonriendo…
le dará al bebé mas seguridad, además de dar mucho mas encanto
a la habitación de los bebés.
Cuando crecen, todo se colorea:
juguetes, lápices, libros, cajas, guirnaldas…
Los mismos niños llenan de color y alegría sus habitaciones
con las cosas y juguetes que les gustan.
Hay que ofrecerles a los niños pequeños paraísos donde
dejar crecer su imaginación.
Truco 7: atrévete con el color en la habitación infantil


Ya veis que son los detalles lo que da alma a las casas.



¡¡Os esperamos mañana con la quedada mensual
de !!
¡Hasta mañana!


Encuéntranos en las redes sociales:
· · · · ·  ·

21 Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. .