Con personalidad propia

Empezamos la semana con la casa familiar de Cristopher y Amelia
y sus tres hijos Thomas, Matis y Lola.
Su casa es el claro ejemplo de una vivienda con personalidad propia,
una mezcla de estilos que nos dificulta clasificarla
es retro, es industrial, es nórdica, ¡es única!
La cocina en ese color rojo ya nos dice mucho de lo que
nos podemos encontrar en el resto de la casa.
Romper los esquemas, como nos gusta!

Un cuadro al óleo sobre el fregadero,
una cocina sin armarios superiores 
y un color alegre y atrevido.

De la cocina roja pasamos a la sala de estar en tonos claros.
Seguimos en la misma habitación, aunque parezca otra totalmente distinta,
la cocina y ésta zona de estar comparten el mismo espacio,
sólo una barra de líneas rectas divide las estancias.
La zona de estar tiene colores más neutros y relajantes, 
al contrario que la cocina, una zona de plena actividad.

No faltan las piezas de arte por todas partes,
apoyadas en la pared, sobre los armarios, en lo alto de una estantería…

Un rinconcito de trabajo de lo más personal!

Armario de cuatro puertas de estilo industrial
similar a las clásicas taquillas de metal.

Una cama en un altillo fabricada con madera reciclada
y en la parte inferior un rinconcito de trabajo y de juego para Lola

Los recuerdos familiares se encuentran por todas partes 🙂

()
Feliz martes 🙂

11 Comments

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. .