Gusto por el detalle

Estaba viendo fotos de unas casas suecas preciosas y he encontrado un detalle que me ha recordado algo. Se trata de una cafetería que descubrí en un viaje a Praga hace unos años.
Se trata de una sencilla piel de oveja sobre una silla, que le da una calidez increible al ambiente, e invita a pasar horas de sobremesa charlando.
Mejor escuchando esta cancion
Os muestro las fotos del reportaje y la foto que me hice en la cafetería justo antes de tener que sentarme allí!
Ah, la piel la encontramos por 39,95€ en IKEA.




1 Comment

Deja un comentario